Llámanos gratis al:  900 53 56 89

¿Cuáles son los electrodomésticos que más consumen?

Si ya has leído nuestras anteriores entradas de “Cómo reducir el consumo de nuestros electrodomésticos” y “ajustar la potencia contratada para un mayor ahorro” pero todavía no te explicas por qué la factura de la luz te sube tanto, echa un vistazo a este relación en la que te detallamos el consumo de los electrodomésticos de uso común, de mayor a menor:

1. El frigorífico consume la friolera (valga la redundancia) del 30,6% del consumo total de nuestros hogares. Parece una tarea imposible ahorrar energía con un electrodoméstico como este, tan necesario en nuestro día a día, sin embargo ahí van unos consejos:

     – Intentar evitar, en la medida de lo posible, tener la puerta abierta más tiempo del necesario.

     – Evitar introducir alimentos calientes, ésto solo hace que la nevera trabaje más y por lo tanto, consuma más.

     – Mantener el frigorífico limpio y descongelarlo al menos 2 veces al año.

     – Mantener la temperatura adecuada.

A la hora de cambiar el frigorífico, es muy importante tener en cuenta la clasificación energética y procurar que sea A, A+, A++ o A+++.

2. Televisión, con un 12,2% del consumo, ocupa el segundo puesto del ranking. Aquí van algunos consejos para ahorrar con la TV:

     – No dejarla en stand by. Apagarla del todo cuando no vayamos a usarla. (Los electrodomésticos en stand by consumen el 10,7% de la energía).

3. Lavadora; el 11,8% del consumo. Los pasos para ahorrar en el uso la lavadora son:

     – Intentar usarla siempre llena.

     – Tratar de utilizar programas cortos, ECO y/o en frío

4. Horno: consume el 8,3%

     – No abrir la puerta innecesariamente (cada vez que se abre se pierde aproximadamente el 20% del calor)

     – Encender únicamente 10 minutos antes de su uso

5. Lavavajillas: (sigue exactamente las mismas pautas de ahorro que la lavadora) y los congeladores, con un 6,1% cada uno.

6. Secadora, con un 3,3% es uno de los electrodomésticos que menos consume del hogar.

En futuras entradas hablaremos del consumo de los pequeños electrodomésticos, que alguno de ellos engaña… ¡y mucho!