Consejos iluminar un escritorio

 Consejos para iluminar una zona de estudios o trabajo

Después de haber publicado en las últimas semanas una serie de consejos prácticos para ahorrar energía con la calefacción, trucos para pagar menos en la factura de la luz o saber cuándo un electrodoméstico es eficiente o no, hoy os mostramos algo que para muchos puede resultar muy importante: cómo iluminar correctamente el escritorio de un ordenador. Esto puede extenderse a otras utilidades, como zona de lectura, estudio, etc.

Mucha gente, cada vez más, trabajan con un ordenador y por tanto pasan muchas horas al día sentados mirando a la pantalla. Tener una buena iluminación es vital para no dañar la vista y que no nos resulte pesado. Un mal hábito puede provocar problemas serios.

Luz solar siempre que se pueda

El consejo más importante es el de utilizar la luz solar siempre que sea posible. Si vamos a trabajar o estudiar en una habitación que dispone de una ventana por la que entra suficiente luz natural, aprovechemos esto. No hay ninguna lámpara ni tipo de bombilla inventado que sea mejor que la propia luz solar. Para aprovecharlo mejor, lo ideal es colocar el escritorio en la mejor posición para recibir más luz. Lo recomendable es que la luz entre por un costado, así evitamos reflejos o sombras en el teclado y pantalla.

En este caso, además, debemos de tener presente que no haya ningún otro aparato o mueble que obstruya el paso de la luz adecuadamente.

Iluminación general

Si vamos a estar de noche o en un día nublado o simplemente en nuestra habitación no entra la luz del sol de forma correcta, lo mejor es disponer de una iluminación general. Es común que haya gente que utilice una única luz enfocando directamente a la zona de trabajo (al ordenador, teclado, mesa…). Esto es un error ya que aumenta la fatiga ocular y acaba dañando los ojos a largo plazo.

Lo mejor es que el cuarto esté completamente iluminado por una lámpara en el techo y que por tanto esté todo bien visible. Importante también que la luz no quede a nuestra espalda, ya que así taparíamos el paso y haríamos un efecto pantalla que nos perjudica.

Por otra parte, si el trabajo o estudio va a ser especialmente de noche y vamos a estar centrados en una tarea muy minuciosa (puede ser por ejemplo leer, coser, pintar…), lo mejor es hacer uso de una lámpara direccional. Esto significa tener una luz que puedas dirigir hacia el foco exacto donde vamos a concentrar nuestros ojos.

Equilibrio de la luz

En cuanto a mirar mucho tiempo la pantalla del ordenador, hay que tener cuidado especialmente con el equilibrio de la luz que irradia el monitor. Esto es, especialmente, para cuando vayamos a ver una película o leer textos y tengamos que tener la vista fija durante largos periodos. En este caso lo ideal es colocar una lámpara de pie unos dos metros por detrás del monitor, alumbrando así toda la zona, o bien apuntar esta lámpara directamente a la pared que tengamos justo detrás de la pantalla.

Un buen consejo también relacionado con el uso de pantallas de ordenador y similares, es el no acercarse en exceso, intentar no mantener la vista fija más de 20 minutos haciendo pequeños parones de unos 20 segundos enfocando la mirada a zonas más alejadas e intentar no pasar demasiadas horas seguidas.

Estos son algunos consejos que nos pueden ser muy útil a la hora de cuidar nuestra salud ocular. 



¿Quieres conocernos? Te llamamos

¿Quieres conocernos? Te llamamos

 

 

Utilizamos cookies de terceros que analizan de forma estadística el uso que se realiza de nuestra Web con la finalidad de mejorar nuestros servicios y contenidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar su configuración. Ver Política de cookies