Viviendas vacías: ¿bajar la potencia, dar de baja o cambiar de tarifa?

 

Muchas de las personas que tienen una segunda residencia se han planteado en algún momento esta pregunta.

No es de extrañar que muchas personas terminen optando por alquilar, vender o incluso dejar de visitar estas viviendas por el coste que les supone tener los suministros constantemente generando costes.

En esta entrada vamos a mostrar los pros y los contras de las diferentes opciones que se nos presentan:

 

Bajar la potencia

 

Pongamos que, como segunda residencia que es, tenemos una potencia contratada media de 3,45kW. (Para en un momento dado poder usar una lavadora, tener una nevera y quizá algún calefactor o aparato de aire acondicionado).

Supongamos ahora que no vamos a ir en varios meses y decidimos bajar la potencia al mínimo para pagar menos el término fijo sin tener que dar la baja definitiva. Vamos a exponer los costes:

Bajar la potencia (a la potencia que sea): 10,94€

                                        +

Subir la potencia (de 1.15kW a 3.45kW de nuevo): Entre 114,11€ y 164,11€

Subir la potencia (de 2.3kW a 3.45kW): Entre 62,52€ y 112,52€

Para ver si esta opción nos interesa, debemos aclarar primero el coste mensual de la factura con cada una de las potencias y con nuestra tarifa “Gana 10 Online”, específica para segundas residencias y viviendas con poco consumo.

Los costes mensuales son totales, es decir, están basados en una factura de 30 días, sin consumo, con alquiler de equipos (0,80€) impuesto eléctrico e IVA incluido:

 

1.15kW5,54€ al mes

2.3kW10,12€ al mes

3.45kW14,69€ al mes

 

Visto esto podemos decir que para que empiece a salir rentable el hecho de bajar la potencia deberíamos estar sin usar la vivienda más de un año. De lo contrario no merece la pena bajar la potencia los meses que no estamos, ya que los costes de bajar y subir son superiores al ahorro que supondría.

En este caso hay que tener en cuenta que hay algunas distribuidoras que solo permiten un cambio de potencia al año, por lo que si bajáramos demasiado y quisiéramos subir antes de tiempo, no tendríamos esa posibilidad.

También cabe la posibilidad de que nos soliciten el boletín eléctrico para estos cambios, por lo que si estuviera caducado (caducan a los 20 años), tendríamos que solicitar uno nuevo.

 

Dar de baja el punto de suministro

 

Dar de baja un punto de suministro no supone ningún coste, pero volver a dar de alta sí. Teniendo en cuenta los costes mensuales anteriormente mencionados, vamos a ver cuánto tiempo tendría que estar la vivienda vacía para que nos salga rentable esta opción:

Coste alta nueva 3.45kW: entre 165.69€ y 215.69€

 

Coste mensual 3.45kW14,69€

 

Esta opción es similar a la anterior; habría que estar al menos 11 meses sin visitar la vivienda, a diferencia de que en este caso ni siquiera cabría la posibilidad de visitarla en un momento dado, ya que no habría suministro eléctrico.

Con el boletín eléctrico ocurre lo mismo también, si estuviera caducado, tendríamos que solicitar uno nuevo.

 

Cambiar de tarifa

Esta es la última y no por ello peor opción, ya que visto el coste y en alguna ocasión impedimentos que suponen las otras dos, lo ideal sería sin duda Ajustar la potencia contratada para un mayor ahorro y después de esto, elegir la mejor tarifa para segundas residencias, como la comentada anteriormente Gana 10 Online cuyos costes mensuales (con todos los conceptos incluidos), como hemos indicado anteriormente, serían los siguientes:

 

1.15kW5,54€ al mes

2.3kW10,12€ al mes

3.45kW14,69€ al mes

4.6kW19,26€ al mes

 

Si desea más información, puede llamarnos al 960643483 o enviar un correo a info@ganaenergia.com



¿Quieres conocernos? Te llamamos

¿Quieres conocernos? Te llamamos

 

 

Utilizamos cookies de terceros que analizan de forma estadística el uso que se realiza de nuestra Web con la finalidad de mejorar nuestros servicios y contenidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar su configuración. Ver Política de cookies