¿A quién corresponde regularizar ante un cambio de comercializadora?

 

Cuando solicitamos un cambio de comercializadora, hay dos modos en los que la distribuidora puede hacer efectivo el cambio; a ciclo de lectura, por lo que la última lectura de la antigua comercializadora y la primera de la nueva, serán completas ambas o a mitad de ciclo, en este caso, llega la factura fraccionada; unos días los factura la antigua comercializadora y el resto de días hasta completar el ciclo de lectura, los factura ya la nueva comercializadora.

 

¿Qué ocurre en este segundo caso?

 

Como todos debemos saber ya a estas alturas y si no, en este post lo explicamos: Qué es la distribuidora y qué la comercializadora, la responsabilidad de tomar las lecturas del contador recae sobre la distribuidora que corresponda a la zona en la que se encuentre el punto de suministro.

 

Así pues, en el caso de que el cambio de comercializadora se realice a mitad de un ciclo de lectura (las distribuidoras no toman lecturas por norma general fuera del ciclo previsto), es muy probable que pase a la comercializadora una lectura estimada. 

 

¿Debe el cliente pagar esa factura estimada aunque esté por encima de su consumo medio?

 

Sí, es una factura normal y corriente, haya pagado más o menos, la distribuidora se queda con esa lectura para pasar la siguiente desde ahí (independientemente de a qué comercializadora se la tenga que pasar), por lo que nunca se abonan dos veces los mismos kWh.

 

Si en la primera factura de la nueva comercializadora no empiezan a facturar desde donde se quedó la antigua, sino desde antes (o sea, se me vuelven a facturar los mismos kWh que ya he pagado, ¿a quién reclamo? 

 

Hay que reclamar siempre a la comercializadora actual, que es la intermediaria entre la distribuidora y el cliente. 

 

¿Por qué no puedo reclamar a la comercializadora anterior, que es quien me facturó la estimada?

 

Porque al no ser ya cliente, la comercializadora no puede reclamar en nombre de ese cliente absolutamente nada a la distribuidora (es distinto si siguiera siendo cliente y se diera el mismo caso). Además las comercializadoras, antes de cobrar la factura al cliente ya han abonado la factura a la distribuidora por la misma potencia y el mismo consumo, por lo que no tendría forma de recuperar tampoco dicho importe.

 

Y entonces, ¿cómo es posible que la nueva comercializadora me pase la factura mal?

 

Porque a muchas comercializadoras no les interesa que la primera factura sea en negativo (en caso de que en la estimada se haya cobrado más consumo del que se lleva en el momento de la nueva lectura real), aunque hacer eso, como podréis imaginar, es ilegal.



¿Quieres conocernos? Te llamamos

¿Quieres conocernos? Te llamamos

 

 

Utilizamos cookies de terceros que analizan de forma estadística el uso que se realiza de nuestra Web con la finalidad de mejorar nuestros servicios y contenidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar su configuración. Ver Política de cookies