Consejos para un uso eficiente del aire acondicionado este verano

 

La nueva ola de calor que se anuncia para los próximos días hará que las temperaturas se mantengan en valores muy altos. En estas circunstancias se incrementa de forma exponencial el uso del aire acondicionado. Sin embargo, el uso intensivo del aire acondicionado tiene un fuerte impacto en el bolsillo y la salud de los consumidores.

 

Por este motivo, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) da una serie de recomendaciones encaminadas a mejorar la eficiencia y el rendimiento de estos aparatos.

 

La climatización representa un consumo intensivo de energía en los hogares y representa un coste elevado para los usuarios. Dependiendo de la zona climática y, sobre todo, del número de horas que se utilice al día, el uso del aire acondicionado en un piso mediano puede suponer un gasto anual de hasta 1.200 euros.

 

- Es recomendable adquirir los aparatos más eficientes (A+++) ya que pueden suponer un ahorro de un 40% en el consumo de energía frente a otro con peores prestaciones.

 

- Es necesario revisar todas las ventanas y puertas para que estén cerradas antes de encender el aire. Un correcto aislamiento es fundamental, facilita el enfriamiento y evita que se malgaste energía.

 

- Es necesario calcular de forma adecuada la potencia del aparato para adaptarla a las necesidades reales del usuario. Una mayor potencia no significa mejores prestaciones. 2,5 kW de potencia son suficientes para enfriar 20 m2. El consumo de energía es elevado, llegando a los 36 kWh, si se mantiene encendido 24 horas, por lo que es recomendable apagarlo durante la noche y al ausentarse de casa.

 

- Conseguir 5ºC por debajo de la temperatura exterior es suficiente para tener la sensación de frescor. Una temperatura de entre 24º y 26º es la más adecuada para combatir el calor, sin que repercuta en exceso en la factura de la luz.

 

- Dependiendo del tipo de aparato existen modos de uso que favorecen el ahorro. El modo Eco consigue reducir el consumo en un 30% y el modo Night desconecta, además, el equipo pasadas unas horas.

 

- Evite orientar el flujo de aire frio directamente hacia las personas, no es agradable y puede provocar sequedad de piel y mucosas (ojos, garganta, nariz).

 

- Al menos una vez al año, se deben limpiar los filtros para eliminar polvo, polen y fibras. Ayuda a combatir las alergias y a que el equipo sea más eficiente.

 

- Por último, que el hecho de poseer un equipo de aire acondicionado no haga olvidar la importancia de ventilar todos los días el hogar durante unos minutos para respirar un aire de calidad.

 

Fuente: Eleconomista.es



¿Quieres conocernos? Te llamamos

¿Quieres conocernos? Te llamamos

 

 

Utilizamos cookies de terceros que analizan de forma estadística el uso que se realiza de nuestra Web con la finalidad de mejorar nuestros servicios y contenidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar su configuración. Ver Política de cookies