12 Acciones que frenarían en seco el cambio climático

 

No solo son necesarias las medidas a nivel internacional para frenar el cambio climático (cuyo cuidado lleva años en caída libre). Para poder llevar a cabo la difícil tarea de reducir las emisiones de CO2, necesitamos colaborar uno a uno. 

 

Entre las medidas internacionales previstas está el Acuerdo de París, (precedido por la Cumbre de la Tierra, el Protocolo de Montreal y el Protocolo de Kioto, cuyo plazo finaliza en 2020), aplicable a partir del año 2020 y cuyo artículo 2 narra los siguientes objetivos:

 

1.-  Mantener el aumento de la temperatura media mundial muy por debajo de 2°C con respecto a los niveles preindustriales, y proseguir los esfuerzos para limitar ese aumento de la temperatura a 1,5°C con respecto a los niveles preindustriales, reconociendo que ello reduciría considerablemente los riesgos y los efectos del cambio climático;

 

2.-  Aumentar la capacidad de adaptación a los efectos adversos del cambio climático y promover la resiliencia al clima y un desarrollo con bajas emisiones de gases de efecto invernadero, de un modo que no comprometa la producción de alimentos;

 

3.-  Elevar las corrientes financieras a un nivel compatible con una trayectoria que conduzca a un desarrollo resiliente al clima y con bajas emisiones de gases de efecto invernadero.

 

Ocurre que somos muchos los que cada vez estamos más sensibilizados con el tema del cambio climático, pero el problema es que podemos estar esforzándonos en cosas que quizá no son tan efectivas como creemos.

 

Pues bien, un equipo de investigadores de la Universidad de Lund (Suecia), analizando diversos estudios publicados en los últimos años, ofrece resultados sobre algunas acciones individuales que pueden tener más efecto del que creemos en la lucha contra el cambio climático.

 

Ahí van, ordenadas de mayor a menor relevancia, cada una de las acciones:

 

  • Tener menos hijos (un hijo menos por familia, concretamente). (Evita 4 toneladas de emisiones de CO2 al año por persona)
  • No tener coche. (Evita 2,4 toneladas de emisiones de CO2 al año por persona)
  • Evitar vuelos transatlánticos. (Evita 1,6 toneladas de emisiones de CO2 al año por persona)
  • Utilizar exclusivamente energía procedente de fuentes renovables. (Evita 1,4 toneladas de emisiones de CO2 al año por persona)
  • Comprar un coche más eficiente. (Evita 1,2 toneladas de emisiones de CO2 al año por persona)
  • Dejar de comprar coches eléctricos, ya que se alimentan de electricidad parcialmente producida con tecnología contaminante. (Evita 1,1 toneladas de emisiones de CO2 al año por persona)
  • Llevar una dieta vegetariana. (Evita 0,9 toneladas de emisiones de CO2 al año por persona)
  • Cambiar vehículos a gasolina o gasoil por híbridos. (Evita 0,5 toneladas de emisiones de CO2 al año por persona)
  • Lavar ropa con agua fría. (Evita 0,3 toneladas de emisiones de CO2 al año por persona)
  • Reciclar. (Evita 0,2 toneladas de emisiones de CO2 al año por persona)
  • Lavar ropa a mano. (Evita 0,2 toneladas de emisiones de CO2 al año por persona)
  • Cambiar las bombillas de casa. (Evita 0,1 toneladas de emisiones de CO2 al año por persona)

 

erlaa7541f1 hr

 

Es obvio que algunas de las medidas son bastante difíciles de llevar a cabo (no imposibles), así y todo, cada uno puede elegir una medida (o las que pueda) y llevarlas a cabo. Al final lo que cuenta es el esfuerzo individual.



¿Quieres conocernos? Te llamamos

¿Quieres conocernos? Te llamamos

 

 

Utilizamos cookies de terceros que analizan de forma estadística el uso que se realiza de nuestra Web con la finalidad de mejorar nuestros servicios y contenidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar su configuración. Ver Política de cookies