Cinco pasos para conseguir una vivienda eficiente energéticamente

 

 

La rehabilitación completa del edificio para cumplir unos cánones razonables de eficiencia sería lo ideal, pero aunque ahora hay algunas ayudas para ello, no siempre es posible, por lo que os vamos a mostrar unas pautas que sí podrían estar en nuestras manos y con las que mejoraríamos de forma muy significativa la eficiencia energética de nuestra vivienda.

 

      1. Aislamiento

 

Si deseamos hacer nuestra vivienda más eficiente, lo primero y más importante es prestar atención al aislamiento de la misma.

 

¿Cómo podemos hacerlo?

 

Las ventanas son las mayores fuentes de pérdida de calor de la vivienda, por lo que habría que revisar que la carpintería de las mismas está en un estado óptimo y de lo contrario, cambiarla por una con aislamiento térmico.

 

Para que el aislamiento sea completo y poder llegar a ahorrar así hasta un 50% de energía, se recomienda también doble acristalamiento con cámara intermedia.

 

En caso de que no estemos en disposición de cambiar las ventanas, debemos sellarlas de la mejor manera posible con silicona y/o burletes para evitar la entrada de aire y/o la pérdida de calor.

 

      2. Iluminación

 

Cambiar las bombillas convencionales de 60W por LEDs de 7W, que consumen un 91% menos, puede hacernos ahorrar hasta 324€ al año en una vivienda de 80m2, con 17 puntos de luz y 8 horas de consumo diario, 228€ en un piso de 50m2 y 12 puntos de luz y 419€ en una vivienda de 120m2 y 22 puntos de luz.

 

Además, la vida útil de una bombilla LED es de 9 años, frente a 1,4 años de las tradicionales, por lo que, aunque el desembolso inicial sea mayor, a los 9 años habremos ahorrado en la compra de las mismas entre 80 y 150€.

 

      3. Electrodomésticos

 

Cuando tengamos que cambiar los electrodomésticos, debemos hacerlo por unos con etiqueta de eficiencia energética A+++. ¿Cuánto ahorraremos anualmente con este cambio?

 

De A+++ a A+

De A+++ a B

Frigorífico: 16,32€

Frigorífico: 55,76€

Lavavajillas: 10,37€

Lavavajillas: 35,36€

Lavadora: 9,18€

Lavadora: 24,31€

Secadora: 14,96€

Secadora: 76,50€

Televisor: 3,06€

Televisor: 13,94€

 

      4. Calefacción y aire acondicionado

 

Un uso irresponsable de la calefacción y el aire acondicionado puede salirnos muy caro.

 

En el caso de la calefacción, sobre todo en cuestiones de eficiencia, debemos olvidarnos del gasoil y el carbón y llegado el momento invertir en una estufa de biomasa.

 

Si nuestra calefacción es eléctrica y/o por conductos, no sobrepasar los 21ºC durante el día y los 16ºC por la noche. Si la vivienda está bien aislada, no hará falta más. Este gesto hará que ahorremos un 8% de electricidad y lo que es lo mismo, alrededor de 60€ al año. Por cada grado de más, el consumo y sus costes se incrementarían exponencialmente y el sobrecoste sería considerable.

 

También recomendamos aislar las puertas de las habitaciones con burletes y calentar únicamente aquellas habitaciones que vayamos a utilizar.

 

Respecto al aire acondicionado, la temperatura ideal no debería estar por debajo de los 25ºC, ya que sucede lo mismo que con la calefacción, el consumo se multiplica a cada grado que bajamos.

 

En el caso de los dormitorios, cambiar el aire acondicionado por ventiladores de techo es también una buena opción, ya que los mismos provocan una bajada de temperatura de nuestra sensación térmica de 4ºC.

 

      5. Hábitos diarios

 

Dejar los aparatos en stand by también nos cuesta dinero. Por poneros un ejemplo, si dejamos la TV con el piloto rojo en lugar de desenchufarla y tenemos un teléfono inalámbrico, un router, un decodificador por satélite y un DVD o un portátil, nos costará cerca de 40€ al año, así que lo aconsejable es tener regletas y apagar todos los aparatos que no vayamos a usar de una.

 

- Si podemos elegir, las encimeras de inducción son un 20% más eficientes de las vitrocerámicas.

 

- Si estamos cocinando algo al horno, cada vez que abrimos baja la temperatura 25ºC, por lo que debemos evitar abrirlo y cerrarlo en la medida de lo posible.

 

- No meter comida caliente en la nevera, ya que la obligamos a trabajar el doble y el consumo se multiplica.

 

- Optar por duchas en lugar de baños.

 

- No dejarse luces encendidas si no vamos a estar entrando y saliendo.

 

- Usar temporizadores para determinados aparatos y/o electrodomésticos.

 

Con estas pautas y nuestras tarifas consiguiréis optimizar al máximo vuestras facturas de la luz. Si tenéis alguna duda al respecto, podéis llamarnos al 960643483



¿Quieres conocernos? Te llamamos

¿Quieres conocernos? Te llamamos

 

 

Utilizamos cookies de terceros que analizan de forma estadística el uso que se realiza de nuestra Web con la finalidad de mejorar nuestros servicios y contenidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar su configuración. Ver Política de cookies