La factura de la eléctrica: ¿Qué es lo que verdaderamente importa?

La idea general que se tiene es que la factura eléctrica es algo muy complicado de entender, que está llena de cosas oscuras y poco claras y que prácticamente hay que ser un experto y estudiar un master para comprenderla. Hay un poco de verdad en todo eso, pero si que es cierto, que tener una idea clara de lo esencial, de lo que nos va a afectar como cliente y lo que es útil a la hora de elegir empresa comercializadora, en realidad, no es tan complicado.

En Gana Energía vamos a explicarlo de una forma muy sencilla. Básicamente hay que tener en cuenta 3 apartados fundamentales, sobre todo, los 2 primeros que vamos a explicar:

1. Término de energía o de potencia: Este apartado por el que se paga, tiene que ver con la potencia contratada y el coste de la misma. Cuando hablamos de potencia contratada simplemente quiere decir, cuantos aparatos podemos conectar a la vez sin que salte lo que coloquialmente siempre se ha conocido como “el automático, o el plomo”. Cuanta mas potencia contratada, mas pagamos, cuanto menos, más económico es este apartado. Aquí de lo que se trata es de pagar lo justo para que nuestra casa o negocio esté bien dimensionado de potencia, pero no pagar potencia que nunca se va usar ya que eso es un despilfarro inútil de dinero. Por eso contar con un buen asesoramiento en este sentido como hacemos en Gana Energía es vital para contratar la potencia justa y pagar lo justo.

¿Cómo se calcula el importe?. La verdad es que también es sencillo. Se multiplica la potencia contratada que se mide normalmente en KW (1000 watios), se multiplica por el importe que fija la comercializadora a cada Kwh y por último se vuelve a multiplicar por los días en los que se calcula la factura. Por ejemplo, si tenemos contratado, 4,2 Kwh x 12 céntimos x 60 días, esa operación es la que nos permite saber el coste de este apartado, término de energía o de potencia que tan importante es y tanto pesa en nuestra factura.

¿Cual es la potencia ideal?. Aquí hay que ver las necesidades de cada hogar o de cada negocio. A priori, sin hacer un estudio aunque sea básico de qué electrodomésticos o maquinaria usamos es imposible acertar. Por eso, si no se ha hecho este trabajo antes, es posible que la potencia que tengas contratada no sea la correcta y o bien sufras constantes interrupciones de suministro o estés pagando de mas. Lo ideal es que te pongas en contacto con nosotros y lo podemos analizar sin compromiso. Si que es cierto que hay un par de cosas que son indicativas y que cada uno puede constatar fácilmente. Si el diferencial, el automático de la luz se dispara con mucha frecuencia, es posible que necesites mas potencia o tengas algún tipo de fallo en la instalación. Por el contrario si nunca ocurre eso, es posible que estés pagando potencia de más por lo que por esta vía ya puedes abaratar tu factura de la luz.

FacturaElectricidad

2. Energía consumida: Esta es la parte mas sencilla de entender de nuestro recibo, pues consiste simplemente en multiplicar los Kwh consumidos por el precio de los mismos que nuestra comercializadora tiene fijado. Es algo intuitivo que cada uno de nosotros entiende. Cuantos mas Kwh consumimos, mas pagamos, cuanto mas caro es el precio fijado, pues también. Como ocurre con el término de potencia, la forma normal en la que viene reflejado en la factura es sencilla. Kwh x precio de los mismos x días de cálculo, por ejemplo, 630 x 12 céntimos x 60 días. Es sencillo poder comparar si una comercializadora cobra mas o menos que otra. Sólo hay que ver qué precio tienen por Kwh, normalmente en vez de en céntimos se expresa en Euros, y con muchos decimales, ej. 0,1235584€, pero en realidad no dejan de ser 12,4 céntimos de euro redondeando.

3. Servicios adicionales, en especial el alquiler de contador: Aunque es posible de disponer de un contador en propiedad, la realidad es que lo normal es que se lo tengamos alquilado no a la comercializadora, sino a la distribuidora. Se paga una cuota mensual o bimensual por el mismo que incluye la lectura que se tiene que hacer de los datos de consumo etc. No es un coste importante de la factura, oscila entre el 2-3% de la misma y sólo es posible evitarlo instalando uno propio homologado y que la distribuidora lo reconozca como tal para proceder a las lecturas de consumo etc.

Hasta aquí tenemos las partes fundamentales que van a influir en nuestra factura intentado explicarlas de una manera simple. Hay 2 impuestos que después se aplican a todo esto, uno especial, el de electricidad, y por último el famoso IVA, pero es algo que todos y en la misma medida vamos a pagar, son imposibles de evitar y por lo que no es un factor importante para saber si tenemos una comercializadora económica, si tenemos la potencia adecuada y en definitiva, si tenemos los elementos necesarios para poder tomar la mejor decisión acerca de cómo ahorrar en la factura de la luz.

Si necesitas cualquier aclaración ponte en contacto con nosotros y empieza a ahorrar ya.

Contáctanos en clientes@ganaenergía.com ó llámanos al 960 643 483



¿Quieres conocernos? Te llamamos

¿Quieres conocernos? Te llamamos

 

 

Utilizamos cookies de terceros que analizan de forma estadística el uso que se realiza de nuestra Web con la finalidad de mejorar nuestros servicios y contenidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar su configuración. Ver Política de cookies