Novedoso sistema utilizando silicio que almacena hasta 10 veces más energía

Recientemente, investigadores de la Universidad Politécnica de Madrid han realizado un novedoso sistema de almacenamiento de energía que puede resultar ser revolucionario, ya que es capaz de almacenar hasta 10 veces más energía que los sistemas utilizados hasta ahora.

La principal novedad del sistema radica en que para ello utiliza silicio fundido, uno de los materiales que más abundan en la corteza terrestre. Todo esto está aún en fase inicial, pero ya se encuentra en proceso de patente en Estados Unidos.

Gracias a este sistema de almacenamiento se reducirán considerablemente los costes económicos, además de aumentar la seguridad. Al ser un material abundante, el precio de su obtención es muy inferior a otro tipo de materiales utilizados hasta la fecha.

Es evidente que el uso de energías renovables se ha incrementado en los últimos años, especialmente la energía eólica y fotovoltaica, siendo esta última la que afecta directamente a este descubrimiento. En el sistema actual, el almacenamiento de la energía solar en forma de calor se almacena gracias a sales fundidas. Esto acarrea posibles problemas de abastecimiento en un futuro, además de tener unos grandes costes en la actualidad. No sólo el tema económico, sino también la seguridad que presenta sería mejorada gracias al silicio fundido.

El primer problema saldado es el del abastecimiento, ya que el silicio, está presente de forma abundante en nuestro planeta. El sistema podría almacenar el calor de la energía solar en temperaturas de unos 1400ºC.

Por otra parte, el silicio tiene unas propiedades únicas que podrían dar la posibilidad de almacenar hasta 1 MWh de energía en sólo un metro cúbico.

Valor añadido

Pero esto no queda aquí, ya que como comenta Alejandro Datas, investigador y promotor de este proyecto, todo esto contiene un ‘truco’ añadido. El silicio fundido al almacenar el calor, produce un intenso brillo similar a la luz solar, por lo que sería viable el uso de células fotovoltaicas denominadas termofotovoltaicas, aprovechando así también esta luz desprendida, consiguiendo resultados más intensos que las células fotovoltaicas que utilizan la luz solar.

En resumen, este sistema revolucionaría lo que conocemos hasta ahora, ya que aumentaría notablemente la cantidad almacenada de energía (hasta 10 veces), además de utilizar para ello materiales abundantes.

Vía: AgenciaSinc



¿Quieres conocernos? Te llamamos

¿Quieres conocernos? Te llamamos

 

 

Utilizamos cookies de terceros que analizan de forma estadística el uso que se realiza de nuestra Web con la finalidad de mejorar nuestros servicios y contenidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar su configuración. Ver Política de cookies