Calentar vivienda por energía geotérmica

Viviendas que se calientan y enfrían gracias al subsuelo

Una de las energías renovables y limpias más baratas y que más provecho se puede sacar es la geotérmica. Sin embargo es una de las menos utilizadas, aunque cada vez está creciendo más, especialmente a partir de 2008. Esta energía utiliza el calor del subsuelo para poder climatizar una vivienda, por ejemplo.

Ahorro considerable

Utilizando este tipo de energía, una vivienda puede llegar a ahorrar hasta el 75% de consumo. Es posible que nos ayude tanto a calentar la casa como a enfriarla. Según recoge El País, Miguel Madero, director de la compañía Girod Geotermia, es capaz de calentar y refrigerar su vivienda por 130€ al mes (unos 1500€ al año), mientras que si tuviera una caldera de gas y aire acondicionado el gasto se dispararía a 375€ mensuales (unos 4500€ al año).

Sin duda es un ahorro más que considerable para una vivienda media. La instalación va mediante unos captadores horizontales enterrados debajo de la vivienda, a unos 2 metros. Utiliza una bomba de calor para posteriormente transformarla.

El 90% de estas instalaciones se han realizado en viviendas unifamiliares, quedando el resto relegado a cooperativas y otros edificios de altura.

Además, el intercambio de calor se puede realizar en cualquier época del año, ya que la temperatura a la que se encuentra generalmente el subsuelo en España está a 10-15ºC de forma constante y durante todo el año. No existen extremos de temperatura que ocasiones un gran cambio.

En invierno, el calor del subsuelo pasa a la vivienda, mientras que en verano es al contrario. Todo esto gracias a los intercambiadores de calor que actúan según las necesidades de la época del año y la temperatura de nuestra vivienda.

Diferencias según la vivienda

En cuanto a determinar si es posible utilizar esto de forma eficaz en todo tipo de vivienda, aquí entra en juego el terreno, la profundidad que se le dé. Mientras mayor sea el edificio que tenemos que calentar o enfriar, mayor será la profundidad y tamaño de la perforación en el subsuelo.  

El problema para muchos es el coste inicial. Una instalación geotérmica para una vivienda normal oscina entre los 25.000 y los 30.000€. Es por ello que para sacar rentabilidad hay que esperar algunos años. En cualquier caso, la apuesta merece la pena. 



¿Quieres conocernos? Te llamamos

¿Quieres conocernos? Te llamamos

 

 

Utilizamos cookies de terceros que analizan de forma estadística el uso que se realiza de nuestra Web con la finalidad de mejorar nuestros servicios y contenidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar su configuración. Ver Política de cookies