Regleta y consumo fantasma

 ¿Qué es el consumo fantasma y cómo ahorrar unos euros en la factura?

El consumo fantasma o consumo invisible es como se conoce a todo aquel gasto eléctrico que creemos que no está ahí presente. Esto puede ser simplemente el tener un cargador conectado a la luz mientras no se está utilizando. Esto es debido a que todos los aparatos tienen un transformador para adaptar el voltaje a través de dos bobinas. Aunque no lo estemos utilizando, el hecho de estar enchufado a la corriente mantiene activa una de las dos bobinas, produciendo consumo.

Por otra parte, también hay aparatos que consumen electricidad, aunque esta de forma más evidente y que normalmente lo sabemos, como puede ser el led indicativo de un televisor aunque no esté encendido, el denominado stand by, o cualquier aparato que parpadee pese a no estar en uso.

Qué cantidad desperdiciamos por el consumo fantasma

Según estimaciones, el gasto de este consumo fantasma supone anualmente entre un 7 y un 11% del total. Traducido a cifras y teniendo en cuenta un consumo medio por hogar, esto supondría entre 32 y 58€. Una cifra considerable, más aún si tenemos en cuenta el paso del tiempo y la acumulación de dinero desperdiciado.

Separando el consumo de cada aparato, podemos ver por ejemplo que un televisor a lo largo del año consume unos 2,98€, una videoconsola 5,96€, el aparato del TDT 7,45€ o un aparato de DVD 5,96€.

En cuanto a los cargadores de los móviles, que es posiblemente lo que más está enchufado aun estando sin uso, según unas estimaciones y pruebas que han realizado en este artículo de Xataka, el consumo, aunque existe, es realmente reducido. Llevándolo a datos monetarios, suponiendo que lo dejamos enchufado los 365 días del año, gastaríamos no más de 0,30€. Una cantidad muy inferior respecto a las que vimos anteriormente.

Soluciones para controlar este gasto innecesario

Normalmente los aparatos ofrecen información sobre su consumo en reposo. Hay diferencias que pueden ir desde 0,3W de algunos televisores hasta 4W en otros casos. Es por ello que si queremos ahorrarnos un dinero al cabo de los años, es bueno tener controlado lo que realmente consume cada aparato en reposo.

Una buena solución para evitar este consumo innecesario es el uso de regletas por ejemplo en el salón. Aquí solemos tener conectados la televisión, el TDT y algún reproductor de vídeo. Cuando no estemos en casa o no lo vayamos a utilizar, simplemente con apagar la regleta ya tendríamos todo apagado y ahorrando dinero.

En definitiva son cantidades pequeñas las que nos ahorramos con cada aparato, pero la suma de todos y al cabo del tiempo, nos puede llegar a ahorrar un buen dinerillo al año que podemos destinar a otras cosas.  



¿Quieres conocernos? Te llamamos

¿Quieres conocernos? Te llamamos

 

 

Utilizamos cookies de terceros que analizan de forma estadística el uso que se realiza de nuestra Web con la finalidad de mejorar nuestros servicios y contenidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información o cambiar su configuración. Ver Política de cookies