¿Cuánto consume una nevera en casa?

Es lógico que te preguntes cuánto consume una nevera porque, como sabes, en un frigorífico no hay que fijarse únicamente en su precio de venta. También hay que tener en cuenta su consumo para conseguir ahorrar.

Consulta aquí cuánto consumen los electrodomésticos de tu casa.

En este artículo encontrarás cuánto consume una nevera en cada nivel o clase de eficiencia, la diferencia entre los distintos niveles y algunos datos curiosos como, por ejemplo, cuánto consume dejar una nevera abierta o cuánto consume un frigorífico por día y hora.

Cuánto consume un frigorífico al día

Para saber cuánto consume una nevera al día debes tener en cuenta, como hemos comentado, el nivel del frigorífico. Hay claras diferencias entre neveras A++, A+ y las tan eficientes A+++ y, todavía más, con las A, B y C.

Los precios oscilan entre 0,062 euros al día de un clase A+++ hasta los 0,23 euros de un C. Es decir, la cantidad que puedes ahorrar dependiendo de uno u otro tipo es más que considerable. Estos son los precios diarios aproximados:

  • A+++: 0,062 € al día.
  • A++: 01 €.
  • A+: 0,115 €.
  • A: 0,133 €.
  • B: 0,181 €.
  • C: 0,23 €.
New call-to-action

 

Para hacer el cálculo debes tener en cuenta el consumo en cada clase energética y multiplicar por el precio del kWh que, como sabes, es una cantidad que fluctúa. El consumo de un frigorífico clase A + es aproximadamente 322 kWh, en A++ 284 KWh y el consumo de un frigorífico A+++, el más eficiente, sería 175 kWh.

El resultado obtenido sería un precio anual que deberías dividir por 365 días para saber cuánto consume una nevera al día y por doce para saber cuánto consume un frigorífico al mes.

Cuánto consume una nevera por hora

cuanto consume una nevera

Teniendo el dato de cuánto consume una nevera por día es sencillo saber cuánto consume una nevera en una hora. Simplemente deberás dividir las cantidades que puedes encontrar en el apartado anterior entre las 24 horas que tiene un día.

Por ejemplo, dividir el precio de 0,062 € al día que consume una nevera A+++ entre doce. El resultado, en este caso, sería que una nevera de esa clase consume 0.0025 € por hora.

Diferencias entre neveras A+++, A++ y A+

La distinción entre clases las marca el IEE, es decir, el Índice de Eficiencia Energética que mide precisamente la eficiencia de cada tipo de frigorífico. Normalmente las neveras más antiguas, como sucede con cualquier otro tipo de electrodoméstico, tienen a consumir más pero eso no siempre es así.

Estas tres clases son eficientes a diferencia de otras como la B o la C, pero pese a ello hay importantes diferencias entre neveras A+++, A++ y A+. De hecho, la diferencia puede oscilar entre los 15 y los 100 euros al año.

Por tanto, en la medida de lo posible debes decantarte por un consumo de frigorífico A+++. De todos modos, debes ser consciente de que también hay que tener en cuenta otros aspectos como la potencia de una nevera, los watts que consume una nevera grande frente a una pequeña o, incluso, tus propios hábitos.

Cómo ahorrar energía con la nevera

cuanto consume una nevera

Para saber cómo se puede ahorrar energía con la nevera lo fundamental es comprar una nevera eficiente energéticamente,  pero hay pequeños trucos que si los pones en práctica también te permitirán conseguir una reducción considerable en tu factura. Son los siguientes:

Controlar la temperatura de la nevera para ahorrar

Lo ideal es tener la nevera a unos 6º de temperatura y el congelador a unos -15. Esta temperatura es más que suficiente para un mantenimiento adecuado de los alimentos y te ayudará reducir el consumo medio la nevera.

Puede parecer insignificante este detalle, pero de programarla a 4º o a 6º hay una diferencia muy importante cuando hablamos de eficiencia energética.

Apagar la nevera ahorra energía

Tranquilo, no hace falta apagar el frigorífico para ahorrar energía cada vez que salgas de casa. Simplemente queremos recomendarte hacerlo cuando te vayas de vacaciones o, por el motivo que sea, te ausentes de tu vivienda durante un tiempo superior a dos semanas.

Y no, no debes dejarla nunca abierta y encendida porque te hará llevarte un disgusto a final de mes.

Fija una separación con la pared trasera

Es imprescindible dejar una separación de unos cinco centímetros para que pueda circular el aire caliente que se genere en el electrodoméstico. Además, no conviene situarla cerca de un horno o un microondas y debe estar siempre lo más limpia posible.

Di no a la creación de hielo en el congelador

Este aspecto no afecta al consumo de una nevera no frost ya que no permite este uso, pero si en la tuya es posible te recomendamos que no lo hagas.

¿Por qué? Muy sencillo, porque calienta el espacio pudiendo aumentar tu consumo un 30%.

Ahora que ya sabes cuánto consume una nevera te invitamos a conocer nuestras económicas tarifas. Sin duda, la mejor opción para abaratar costes en tus facturas y reinvertir ese dinero en aquello que más necesites. Contacta con nosotros y te atenderemos personalmente.