Llámanos gratis al:  900 53 56 89

Origen de la energía solar

¿Qué es la energía solar?

“La energía solar es una energía renovable, obtenida a partir del aprovechamiento de la radiación electromagnética procedente del Sol. La radiación solar que alcanza la Tierra ha sido aprovechada por el ser humano desde la antigüedad, mediante diferentes tecnologías que han ido evolucionando. Hoy en día, el calor y la luz del Sol puede aprovecharse por medio de diversos captadores como células fotovoltaicas, helióstatos o colectores térmicos, pudiendo transformarse en energía eléctrica o térmica. Es una de las llamadas energías renovables o energías limpias, que podrían ayudar a resolver algunos de los problemas más urgentes que afronta la humanidad”. (Wikipedia)

¿Gana Energía compra energía solar?

Sí, únicamente comercializamos energías renovables para todos nuestros usuarios porque el planeta es importante para nosotros. Cada vez son más las personas que se preocupan por erradicar el calentamiento global y apuestan sus gestiones a empresas que sí tengan un compromiso real con el planeta. Si tú eres una de esas personas y además te interesa ahorrar en la factura de la luz, puedes pedirnos información sin compromiso al 900 53 56 89 o bien dejarnos tu contacto aquí.  ¡No tenemos permanencia! 🙂

¿Cuándo empezó a utilizarse la energía solar?

Los griegos fueron los primeros en usar diseños de casas para aprovechar la luz del sol en forma pasiva, probablemente desde el año 400 A.C., pero fueron los romanos los primeros en usar vidrio en sus ventanas para atrapar la luz solar en sus hogares. También fueron los primeros en construir casas de cristal o invernaderos para crear condiciones adecuadas para el crecimiento de plantas exóticas o semillas.

  • 1837/1838: Claude Servais Mathias Pouillet, físico francés, fue el primero en realizar las primeras mediciones cuantitativas de la energía solar incidente sobre la superficie terrestre.
  • 1839: Alexandre-Edmond Becquerel, también físico francés, observó el efecto fotoeléctrico y construyó la primera célula fotovoltaica.
  • 1860: El inventor francés Augustin Mouchot construyó una cocina solar e inventó el primer motor solar con un reflector parabólico y una caldera cilíndrica.
  • 1867: El científico suizo Horace de Saussure desarrolló el primer colector solar.
  • 1883: Willoughby Smith, ingeniero eléctrico inglés, descubrió la fotoconductividad con selenio y oro.

La primera placa fotovoltaica

  • 1888: El físico ruso Aleksandr Stoletov fabricó la primera celda fotovoltaica de luz visible, hecha de selenio, basada en el efecto fotoeléctrico externo descubierto por Heinrich Hertz un año antes y mejorando la eficiencia de conversión del 1 al 2%.
  • 1891: El inventor Clarence Kemp patentó el primer calentador de agua solar usando un tanque de agua pintado de negro dentro de una caja cubierta por un vidrio y lo puso a la venta por 25$.
  • 1905: Albert Einstein propuso una nueva teoría cuántica de la luz y explicó el efecto fotoeléctrico en un artículo de referencia por el que recibió el Premio Nobel de Física en 1921.
  • 1954: Los laboratorios Bell Telephone desarrollaron celdas fotovoltaicas de silicón con una eficiencia del 4% que fue aumentando hasta el 11%.
  • 1958: Un pequeño satélite fue alimentado con una celda solar de menos de un W de potencia.
  • 1990: La Guerra del Golfo provocó un aumentó del interés en la energía solar como una alternativa viable del petróleo.

En la actualidad, la energía solar se usa de dos formas principales. La primera es la potencia térmica solar, en la que el sol se usa para calentar fluidos, los cuales impulsan turbinas y otras máquinas. La segunda es la conversión fotovoltaica (paneles solares) en los que la electricidad es producida directamente del sol.

¿Qué beneficios tiene la energía solar?

Muchos. Según Energías Renovables, la superficie terrestre recibe 12.000 terawatios de irradiación solar, lo que supone 20.000 veces más potencia de lo que necesita nuestro planeta. Sólo 18 días de irradiación solar contiene la misma cantidad de energía que  todas las reservas de carbón, petróleo y gas natural juntas. ¡Una autentica barbaridad! ¿verdad?

El beneficio principal es que la energía solar es renovable, no contamina y está disponible en todo el planeta. La energía solar sería capaz de acabar con las guerras que provienen por la lucha de materias primas como el petróleo o el carbón. La energía solar sería capaz de abastecernos a todos en cualquier lugar del planeta, de una forma ecofriendly con el planeta y además haría que uno de los problema socio políticos del SXXI sería totalmente erradicado.

Secundariamente pero no por ello, menos importante. Las tecnologías que aprovechan el sol contribuye al desarrollo sostenible y a la generación de empleo en el lugar donde se implanta. Ahora podríamos valorar el hecho de que España es uno de los países con más horas de sol en Europa y el potencial de generación, distribución sería altamente beneficioso para todos.

Bien es cierto que casi la única pega que plantea la energía solar es que depende directamente de la meteorología o de ciclos de día/noche. Aún así, el avance de la tecnología ya nos posibilita el almacenaje eléctrico y usarla en los momentos más necesarios.