Soluciones para el cambio climático

¿Qué hábitos podemos llevar a cabo para combatir el cambio climático? El calentamiento global es una de sus peores consecuencias que está ocasionando daños muy graves para el planeta: aumento del nivel del mar, deshielo de los glaciares, mayor riesgo de incendios, extinción de especies, alarmantes cambios de temperatura en las estaciones del año y riesgos en la salud. Te contamos que soluciones para el cambio climático podemos hacer entre todos. 

New call-to-action

En Gana Energía ponemos nuestro granito de arena, apostando por la revolución energética con energía limpia de origen 100% renovable. Aún estamos a tiempo de salvar el planeta, tú también puedes contribuir en la lucha contra el cambio climático. ¿Cómo? Muy fácil, en este artículo te proponemos 8 medidas sencillas que puedes poner en práctica en tu día a día.

¿Qué es el cambio climático?

Se trata de la mayor amenaza ambiental a la que se enfrenta la humanidad. Es una alteración del clima que puede deberse a causas naturales o a la influencia del ser humano. En este caso, lo preocupante es cuando se produce por la acción del hombre, que incluye las emisiones de CO2 y las alteraciones en el suelo (deforestación). El cambio climático no solo se refiere al calentamiento global, sino a la aparición de problemas a nivel económico y social. 

Ahorro energético

¿Sabes que puedes ayudar al planeta ahorrando dinero? Cuando utilizas un electrodoméstico es muy importante apagarlo al terminar. Te recomendamos desenchufar la televisión de la corriente aunque la hayas apagado con el mando, o apagar la lavadora y el lavavajillas después de usarlos. Parece algo obvio, pero lo cierto es que la mayoría de las personas dejan los electrodomésticos en modo stand by, con el que no solo contaminan sino que además gastan más dinero en energía que no están utilizando. 

Las 3 ‘R’ de la sostenibilidad

  • Reducir: Si reduces tu consumo reduces el problema. ¿Esto que quiere decir? Al consumir menos energía y bienes materiales, disminuimos la cantidad de CO2 de la atmósfera. Compra solo lo imprescindible, sustituye las bolsas de plástico por reutilizables y consume productos locales y con menos embalajes.
  • Reutilizar: dale una segunda vida útil a los productos. Reutilizar es una forma clave de ayudar, no solo al planeta sino a nuestro bolsillo. Por ejemplo: rellenando botellas, aprovechando folios, optando por tiendas de segunda mano, etc.
  • Reciclar: ¿Sabías que reciclar una tonelada de plástico puede ahorrar hasta 7.500 litros de gasolina? El reciclaje es fundamental para combatir el cambio climático. Además, la mayoría de productos que utilizamos pueden reciclarse. Te aconsejamos tener varios cubos de basura en casa o una basura con varios compartimentos para que te sea más cómodo separar el vidrio del plástico, el cartón y de otros materiales.

Energías renovables

El sector energético, debido al uso de los combustibles fósiles, es uno de los mayores contribuidores del calentamiento global. Apostar por las energías renovables es una solución urgente que está en nuestras manos. Entre sus ventajas destacan que no contaminan, son de origen natural, inagotables y además son económicas. 

En Gana Energía ya nos hemos sumado a la revolución energética, por eso solo comercializamos con energía 100% renovable certificada. Con las energías limpias se ayuda a paliar los efectos del cambio climático y a lograr una eficiencia energética que generará puestos de trabajo al tiempo que reduce los costes de electricidad.

Dieta baja en carbono

Llevar una dieta saludable y ayudar al planeta van de la mano. ¿Por qué? La alimentación es responsable de un 20% de los emisiones de efecto invernadero, y no solo se trata de consumir productos locales y con menos embalajes, sino que los productos de origen animal son altamente contaminantes para el medio ambiente. La ganadería contamina más que el sector del transporte. Por ello, reducir el consumo en carne y optar por más frutas y verduras combate el cambio climático de forma notable además de mejorar tu salud.

No desperdicies comida

Además de llevar una dieta más equilibrada y respetuosa con el medio ambiente, es fundamental no despilfarrar alimentos. Según datos de la ONU, la mayor parte de la comida acaba en la basura siendo responsable de una huella de carbono de 3.300 millones de toneladas de equivalente de CO2 de gases de efecto invernadero. Por ello, te aconsejamos ser selectivo con tu compra y solo adquirir los productos que vayas a consumir, de lo contrario estarás contaminando a la vez que malgastas dinero.

Reducir emisiones

El uso del vehículo privado es una de las mayores causas de contaminación en el mundo. Por ello, usar transportes más sostenibles como la bicicleta o el transporte público, reduce considerablemente las emisiones de CO2 que destruyen nuestra atmósfera. Para largas distancias recomendamos el uso del tren en lugar del avión, que es uno de los grandes responsables de los gases contaminantes. Pero si eliges el coche, recuerda que cada kilómetro cuenta, al aumentar la velocidad no solo supone un gasto mayor, sino que estarás contaminando el doble. Y si quieres ir un paso más allá, no dudes en apostar por los coches eléctricos.

Gobierno sostenible

Es muy importante que cada persona realice acciones por la lucha contra el calentamiento global. Sin embargo, lo que realmente supone un cambio visible son las decisiones colectivas. Elegir un partido político que apueste por las energías renovables o elegir empresas que tengan conciencia medioambiental puede ayudar en gran medida. El uso de la bicicleta, los transportes sostenibles o el correcto etiquetado de productos es vital para combatir el cambio climático. Solo conseguiremos salvar el planeta si todos apostamos por un gobierno sostenible que tome medidas respetuosas con el medio ambiente.

Contra la pérdida de los bosques

Cada árbol reduce un kilo de CO2 durante su vida, ya que sirven de “sumidero” de carbono. ¿Qué significa esto? Quiere decir que funcionan como un almacén natural de carbono que absorbe el CO2 de la atmósfera. Además incrementa la biodiversidad, generando la aparición de fauna y flora. ¡Anímate y planta un árbol! Si todos ponemos nuestro granito de arena, haremos de este mundo un lugar sostenible en el que vivir sin emisiones contaminantes. Además si compras madera, asegúrate de que tenga la certificación o sello de origen sostenible.

En Gana Energía solo comercializamos con energía totalmente limpia de origen 100% renovable. Nosotros ya nos hemos sumado al cambio y queremos que te unas a nosotros a través de estos sencillos consejos contra el cambio climático. ¿Se te ocurren más ideas? ¡Compártelas con nosotros!