Llámanos gratis al:  900 53 56 89

¿Por qué cambiamos la hora?

Este pasado domingo a las 3 de la madrugada se cambió la hora a las 2. Dejamos atrás el horario de verano y comenzamos el horario de invierno. Puede que haya sido uno de los últimos cambios de hora a los que nos enfrentamos tras el anuncio de Bruselas de suprimir el cambio de hora en todo el conjunto de la UE.

La normativa del cambio de hora es a causa de la directiva comunitaria 2000/84/CE, en la que el último fin de semana de octubre se hace el cambio de hora. Concretamente, atrasamos una hora el reloj para pasar al horario de invierno. Este mismo proceso, se repite durante el último fin de semana de marzo aunque en este caso es para adelantarla una hora y es una normativa obligatoria.

La idea principal, a priori, era adaptar nuestros horarios a la luz natural y conseguir así un ahorro energético significativo aunque en la actualidad muchos han cuestionado si realmente se produce este “ahorro”.

Es verdad que durante las mañanas tenemos más luz pero también es verdad que al acabar la jornada y llegar a nuestros hogares disfrutamos de menos luz natural.

Afecta a nuestro cuerpo

Los estudios consultados por la Comisión Europea indican que el ahorro de energía es prácticamente escaso. Además, hay que destacar que los cambios de horario afectan en los biorritmos humanos (cansancio, falta de concentración o desregulación de las horas del sueño son algunas de las causas) durante los días posteriores a los cambios de hora.

Bruselas anunció este verano que iba a proponer la supresión del cambio de hora en el conjunto de la UE. Tras una consulta ciudadana europea, en la que votaron SÍ a la supresión un total del 84% de los votantes y a favor de contar con un horario fijo en todo el termino europeo.

A partir de marzo de 2019 será cada país el que tendrá que elegir si prefiere mantener el cambio de hora (de invierno a verano y viceversa)  como hasta ahora o prefiere aplicar un horario único.

Lo que sí ha pedido Bruselas a todos los países que se ven afectados por este decreto es que se coordinen y se pongan de acuerdo para mantener un buen funcionamiento del mercado interno europeo.

Con el cambio de hora, nuestros clientes con tarifas eléctricas con discriminación horaria  también se han visto afectados. Durante los meses de invierno, el horario valle se comprenderá entre las 22:00 y las 12:00 horas mientras durante los meses del solsticio de verano  se aplicaba entre las 23:00 y las 13:00 horas. El horario en punta hace referencia al resto de horas del día.

Cambio de huso horario

En paralelo a esta propuesta, se ha planteado en España el debate del huso horario. Los países europeos están distribuidos en tres husos horarios: Europa occidental (UTC), Europa Central (UTC+1) y la hora de Europa oriental (UTC+2). España está dentro del horario UTC+1, al igual que Francia, Alemania e Italia. El actual huso horario de España corresponde al de Berlín y se fijo en 1940 por la sintonía del dictador Francisco Franco con el eje.

Actualmente, el cambio del huso horario en España también está en duda y puede que en unos meses veamos un cambio al huso horario que le corresponde: el del meridiano de Greenwich (GMT en invierno). Por este motivo, tenemos la Hora Europea Central en lugar de la Occidental (la misma que Londres) por lo que vivimos con una hora de adelanto con respecto al sol en invierno y con dos en verano.