Llámanos gratis al:  900 53 56 89

Cómo identificar y evitar un golpe de calor

El verano ha llegado en toda su plenitud y con él las insufribles olas de calor. Esto es algo que nos afecta a todos, por lo que hemos decidido recopilar una serie de consejos e información para identificar, evitar y en todo caso lidiar con un golpe de calor.

Las personas más vulnerables a los golpes de calor son:

  • Los niños menores de 5 años
  • Los ancianos
  • Personas con enfermedades crónicas (afecciones renales, cardíacas, neurológicos, hiperobesos)

¿Cuáles son los síntomas?

  • Sensación de debilidad
  • Dolor de cabeza
  • Mareos o vértigos
  • Pérdida del conocimiento
  • Palpitaciones
  • Orinar poco
  • Sequedad y enrojecimiento de la piel
  • Hiperventilación
  • Náuseas y vómitos
  • Sudoración excesiva o ausencia absoluta de la misma
  • Sed muy intensa

Recomendaciones para evitar el golpe de calor:

  • Evita la exposición al sol entre las 11:00 y las 16:00, que son las horas de mayor radiación
  • Consumir abundante cantidad de agua, líquidos, bebidas isotónicas, zumos… Aunque sea sin sed
  • Pasa tiempo en locales con aire acondicionado (a temperatura adecuada) y si se tiene en casa, recordar subir la temperatura antes de acostarse, ya que nuestra temperatura corporal desciende durante el sueño
  • Usa ropa ligera, de colores claros y utiliza sombrero o gorra para protegerte del sol
  • Usar gafas de sol con protección UV
  • No realizar ejercicio físico en ambientes calurosos, deben hacerse o a primera hora de la mañana o a última de la noche
  • Usa protector solar
  • Evitar bebidas alcohólicas, ya que desidratan y aumentan la temperatura corporal y
  • Evitar bebidas con cafeína.
  • Evitar comidas copiosas y decantarse por frutas y verduras
  • Evitar la automedicación

¿Qué hacer, si no hemos podido evitarlo, ante un golpe de calor?

  • Tumbarse con las piernas en alto para facilitar la circulación de la sangre
  • Permanecer en un lugar fresco a cubierto
  • Beber agua, suero o bebidas isotónicas
  • Quitarse ropa
  • Ducharse o mojarse con agua fresca bajo supervisión
  • En caso de desvanecimiento, desmayo o pérdida del conocimiento, acudir al centro de salud más cercano

Esperamos que podáis disfrutar del verano y de las vacaciones sin tener que preocuparos por los golpes de calor. Con seguir las recomendaciones descritas, no debería haber problema.