Tarifa Fija vs Tarifa Variable: ¿Cuál es Mejor?

Rate this post

¿Estás buscando una tarifa de luz y no sabes cuál te conviene? En Gana Energía, sabemos que el mercado energético no es fácil y elegir entre tarifas fijas de luz o tarifas variables para ahorrar en tu factura se convierte en un rompecabezas.

En el siguiente artículo, queremos enseñarte los tipos de tarifas de luz que existen, sus particularidades, cómo afectan en tu factura de luz y en tu ahorro, sus ventajas y desventajas y cuál te conviene en función de tus hábitos de consumo.

¡Empezamos!

¿Qué es una tarifa fija de luz?

Una tarifa de luz fija es aquella en la que pagas un precio fijo por cada kWh independientemente de la franja horaria en la que te encuentres (Valle, Llano y Punta).

Un ejemplo de tarifa fija de luz es la tarifa 2.0TD Online y la tarifa 2.0TD Precio Estable de Gana Energía. Tarifas con precio fijo para consumir tranquilamente energía en el momento que quieras.

El precio kWh que puedes encontrar en cada tramo horario de la luz lo determina tu comercializadora y lo estipula tu contrato, donde se especifica.

Por tanto, el precio kWh lo conocerás con antelación y no cambiará (a no ser que tu comercializadora aplique cambios en sus tarifas).

Tarifa fija luz

Ventajas de una tarifa de luz fija

  1. Siempre sabes a cuánto pagas el kWh.
  2. No debes preocuparte de la fluctuación del mercado por sucesos como la guerra entre Rusia y Ucrania.
  3. Solamente pagarás por la energía que consumas.

Desventajas de una tarifa de luz fija

  1. Normalmente pagarás más que con una tarifa variable cuando el precio del mercado mayorista del día sea menor que el que pagas. De esta diferencia saca su margen tu comercializadora de luz.
  2. En los meses de menor demanda eléctrica, pagarás más que con una tarifa variable.

¿Qué es una tarifa variable?

Una tarifa variable es aquella que está sujeta al precio del mercado. Por tanto, su precio varía cada hora en función de la demanda eléctrica, haciendo que el importe de tu factura sea mayor cuanta más demanda haya y viceversa.

Por tanto, una tarifa variable tendrá un precio del kWh mayor en los meses de invierno y de verano por el mayor consumo de electrodomésticos, calefacción y aire acondicionado.

Sin embargo, en los meses con clima más templado, la demanda eléctrica es menor y pagarás menos que con una tarifa fija.

Un ejemplo de tarifa variable a precio de coste es la Tarifa 2.0TD Sin Más de Gana Energía, con la que más ahorrarás durante el año.

Tarifa fija luz

Ventajas de una tarifa de luz variable

  1. A largo plazo es la opción más rentable, ya que en los meses de menor demanda de energía pagarás menos que con una tarifa fija.
  2. El precio del kWh es el que establece el mercado mas un pequeño margen que pueden añadir algunas comercializadoras.

Desventajas de una tarifa de luz variable

  1. Es una tarifa vulnerable a las fluctuaciones del mercado.
  2. Los meses con mayor demanda eléctrica pagarás más que con una tarifa fija de luz.

¿Qué es una tarifa regulada?

La tarifa regulada PVPC (Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor) es aquella que ofrece la luz al precio que marca el mercado eléctrico más un margen de comercialización, así que podemos englobarla dentro de las tarifas variables.

Esta tarifa solamente puede ser ofrecida por aquellas compañías que el Ministerio de Industria designa como comercializadoras de referencia, y tienen como única ventaja la posibilidad de acogerse al bono social.

Tanto la tarifa PVPC del mercado regulado como las tarifas que ofrecen luz a precio de coste en el mercado libre también se les conoce como tarifas indexadas.

Tarifa fija luz

¿Qué es una tarifa plana de luz?

Una tarifa plana de luz es aquella en la que pagas un precio fijo cada mes “sin preocuparte de lo que consumas”. Pero en la práctica, tu tarifa plana variará en función del consumo que hagas.

Es conveniente tener cuidado con este tipo de tarifas, ya que a final de año se hace una regularización y si consumes mucho, el precio de tu tarifa plana aumenta. Por tanto, podrías llegar a pagar mucho más el precio kWh que si estuvieras en una tarifa variable.

¿Es mejor contratar una tarifa variable o una tarifa fija de luz?

En Gana Energía tenemos comprobado que el mayor ahorro a largo plazo se consigue con una tarifa de luz variable. Si bien es cierto que habrá algún mes en los que pagarás más que con una tarifa fija, en el global del año sale más barata.

Además, las tarifas de luz a precio de coste tienen aplicados los tramos horarios por lo que si logras adaptarte a ellos puedes hacer un consumo más eficiente para ahorrar.

En definitiva, ¿Cuál es la mejor tarifa?

A priori habrás podido ver que una tarifa fija y una tarifa plana de luz pueden parecer buenas opciones porque no tienes que preocuparte por los cambios en el precio de la luz. Sin embargo, las tarifas variables te permiten un mayor ahorro a largo plazo.

Por esta razón, en Gana Energía te recomendamos una tarifa de luz variable para ahorrar en tu factura de la luz.

Tarifa fija luz

Recuerda que en Gana Energía tienes a tu disposición a nuestros agentes energéticos para ayudarte a elegir la mejor tarifa de luz y gas para ti para ahorrar en tu factura a través de nuestro número de información y contratación (900 293 264) y en el de atención al cliente (900 535 689).

Esperamos que este artículo te haya resultado útil. Si quieres resolver alguna duda más, en nuestro blog encontrarás muchos artículos de utilidad.

Deja un comentario