Ahorrar en la factura de luz de tu segunda residencia

¿No sabes cómo ahorrar en la factura de luz de tu segunda residencia? Tener una segunda casa supone pagar otra factura de luz más. Por ello, ajustar la potencia y buscar un precio de kW barato es fundamental para conseguir ahorrar costes.

¿Apenas visitas tu segunda vivienda? Seguro que recibir facturas de luz elevadas de tu segunda casa sin apenas darle uso no te parece justo. Desde Gana Energía te damos los trucos para que puedas ajustar tu contrato al máximo y ahorrarte unos euros a final de mes.

New call-to-action

¿Dar de baja la luz?

En principio, no es buena idea dar de baja la luz, ya que volver a darla de alta no es precisamente barato. Para dar de alta la luz en una vivienda tendremos que pagar ciertos costes regulados:

  • Derechos de acceso: 19,70 €/kW más IVA.
  • Derechos de extensión: 17,37 €/kW más IVA.
  • Derechos de enganche: 9,04 € más IVA.

En el caso de los derechos de extensión, tienen una vigencia de tres años para suministros de baja tensión. Por lo que si das de alta la luz antes de ese periodo no tendrías que pagarlos.

Si no le vas a dar uso a esa vivienda en al menos un año puede ser rentable. Pero si es una casa de verano que visitas durante un par de semanas o meses al año, no te vale la pena dar de baja la luz para volver a darla de alta cuando vuelvas a visitarla.

Trucos para ahorrar en la factura de tu segunda vivienda

Si visitas tu segunda residencia varias veces al año, durante las vacaciones o simplemente de vez en cuando, vas a necesitar tener suministro. Una vez descartada la opción de dar de baja la luz tenemos que recurrir a trucos para ajustar el contrato de la vivienda.

Potencia contratada

En la mayoría de hogares, se ajusta la potencia al mínimo y se organiza el consumo de la forma más eficiente posible. Algo importante es que bajar la potencia de luz no es fácil, y depende directamente de la cantidad de electrodomésticos que tengas conectados. Piensa en lo que realmente necesitas y elige la potencia que te haga ahorrar manteniendo el confort. A veces, es posible bajar la potencia simplemente organizando las horas en las que vamos a cocinar, planchar o ducharnos. Recuerda que bajar la potencia tiene un coste de 10,94 y volver a subirla tiene precios bastante elevados:

  • Subir la potencia de 1.15kW a 3.45kW cuesta entre 114,11€ y 164,11€.
  • Y subir la potencia de 2.3kW a 3.45kW, tiene un precio de 62,52€ a 112,52€.

Además, algunas distribuidoras solo permiten realizar un cambio de potencia al año, por ello piénsalo bien antes de hacer cambios en la potencia contratada.

Controlar el consumo eléctrico

El consumo eléctrico es uno los principales aspectos que repercuten en el precio de la factura de luz. Conocer nuestro consumo energético nos ayuda ahorrar. Se mide en kilovatios hora (kWh) y normalmente se factura de forma mensual. Una vez que hemos revisado la potencia que tenemos contratada, este es el segundo paso para optimizar al máximo el ahorro: llevar un control de nuestro consumo. En Gana Energía podemos ayudarte a través de nuestra calculadora del ahorro. Así, puedes ajustar tus hábitos de consumo para conseguir el mayor ahorro posible.

Tener una vivienda eficiente

Tener una casa eficiente significa que por sus condiciones consigue un ahorro energético importante. A través del certificado de eficiencia energética se informa de las características del inmueble referentes a la luz, la orientación, tamaño, situación y emisiones de CO2. La eficiencia de la vivienda es fundamental para conseguir ahorrar. Las características que determinan la eficiencia energética de una vivienda son:

  • Priorizar las energías renovables.
  • Reducir las emisiones contaminantes.
  • Optimizar los sistemas de calefacción, refrigeración e iluminación.
  • Minimizar la dependencia de medios artificiales.
  • Uso de equipos eficientes

Elegir la mejor tarifa

Encontrar la tarifa que mejor se adapte a tus necesidades es conseguir las mejores condiciones con el mayor ahorro en la factura de luz. Para ello, se debe prestar atención a estos aspectos:

El precio de la electricidad: es el factor principal que condiciona el coste final de la factura.

Las condiciones de contratación: duración del contrato, la obligación de contratar servicios adicionales, etc.

Los descuentos: los descuentos en las tarifas pueden ser una opción interesante para conseguir un mayor ahorro, existen descuentos en el término fijo o en el consumo. Pero lleva cuidado, porque hay muchos descuentos engañosos, revisa bien todas las condiciones antes de contratar uno.

La permanencia: es otro aspecto importante a tener en cuenta, ya que supone la obligación de permanecer durante un periodo determinado con la compañía. En Gana energía no tenemos permanencia, queremos que si te quedas con nosotros sea porque quieres.

Tarifas de luz baratas para segundas residencias

Ya que no damos el mismo uso a la segunda residencia que a la vivienda habitual, no tienen porque tener la misma tarifa contratada. Por eso, es importante ajustar la potencia y después elegir la tarifa adecuada para segundas residencias.

tarifas-DHA-potencia-10

Quizá te interese contratar una tarifa con discriminación horaria, en la que pagas un precio distinto por la energía dependiendo del momento del día en el que nos encontremos. Tenemos dos opciones: nuestra tarifa Gana 10 Sin más en la que te vendemos la energía al mismo precio que la compramos y Gana 10 Sin rollos en la que fijamos un precio estable para que te olvides de las variaciones del mercado.

tarifas-sin-DHA-potencia-10

Por otro lado, también tenemos tarifas sin discriminación horaria. Por ejemplo, nuestra tarifa Gana 10 Online es la más recomendable ya que es muy económica para viviendas con poco consumo y ganarás en tranquilidad con un precio estable. También tenemos la tarifa Gana 10 Sin más si prefieres la energía a precio de coste. Si quieres más información sobre nuestras tarifas baratas, puedes llamarnos gratis al 900 53 56 89 o dejarnos tus datos para que te llamemos nosotros. ¿A qué esperas para empezar a ahorrar?