¿Cómo entender la factura de la luz?

¿No entiendes tu factura de la luz? Comprender lo que nos están cobrando de electricidad puede suponer un auténtico reto. La mayoría de personas desconocen si pertenecen al mercado libre (cada compañía tiene sus propias tarifas) o al regulado (PVPC). Y tampoco saben que con la factura están pagando a dos empresas diferentes: a la distribuidora y a la comercializadora. Y por supuesto, la mayoría no entiende los conceptos desglosados de la factura. 

En este artículo queremos ayudarte a entender la factura de la luz, sólo así sabrás qué aspectos te harán ahorrar a fin de mes. Desglosamos la factura para analizar su información. Si tienes a mano una factura reciente ¡vamos a descifrarla!

New call-to-action

¿En qué compañía estoy?

Debes tener claro en qué compañía estás para saber a qué mercado perteneces, si al mercado libre o al regulado. Una vez descubras en cuál estás y las ventajas e inconvenientes de cada uno podrás entender tu factura de la luz para empezar a ahorrar.

Puedes ver en qué mercado estás echando un vistazo a tu factura. Estas son las comercializadoras de referencia:

  • Endesa Energía XXI, S.L.U.
  • Iberdrola Comercialización de Último Recurso, S.A.U.
  • Gas Natural S.U.R., SDG, S.A.
  • EDP Comercializadora de Último Recurso, S.A.
  • E.ON Comercializadora de Último Recurso, S.L.
  • CHC Comercializador de Referencia S.L.U.
  • Teramelcor, S.L. (Sólo en Melilla).
  • Empresa de Alumbrado Eléctrico de Ceuta Comercialización de Referencia, S.A. (Sólo en Ceuta).

Si no perteneces a ninguna de estas compañías eléctricas entonces estás en el mercado libre. Pero fíjate bien porque las comercializadoras de referencia también operan en el mercado libre. Por ejemplo, si tu compañía es “Endesa Energía S.A. Unipersonal” en vez de “Endesa Energía XXI, S.L.U.” formas parte del mercado libre.

¿Qué conceptos pagamos en la factura?

El primer paso para aprender a ahorrar en nuestro día a día, es entender en qué nos estamos gastando nuestro dinero para reducir costes. En la factura de la luz pasa lo mismo, es vital entender cuánto dinero destinamos a cada concepto para identificar dónde estamos derrochando. Los principales conceptos de la factura son:

  • Término de potencia.
  • Término de consumo.
  • Impuesto de la luz.
  • Alquiler del contador.
  • IVA.

Datos personales

Un apartado básico de tu factura eléctrica corresponde a los datos personales. Es importante para saber quién es el titular, ya que será la persona responsable del suministro. Por ejemplo, si quieres vender tu vivienda o si vas entrar de alquiler y deseas cambiar de compañía, es importante que tengas estos datos a mano para realizar el cambio de titular.

Resumen de tu factura de luz

Aquí vemos el importe que tenemos que pagar y el periodo de facturación. En Gana Energía facturamos siempre mensualmente. En el desglose vemos varios conceptos por los que se nos factura. Veamos en qué consiste cada uno de ellos:

Potencia contratada

La potencia contratada es la que condiciona cuántos electrodomésticos podemos tener encendidos a la vez sin que salten los plomos. Si nunca te ha saltado el automático probablemente tengas contratada más potencia de la que necesitas. En la mayoría de hogares pasa esto, algo que supone un coste innecesario que podrías ahorrarte. Revisa bien tu energía consumida para ajustar la potencia a tus hábitos de consumo.

Consumo eléctrico

El segundo importe principal en tu factura de la luz es el consumo eléctrico. El importe por el término de energía corresponde al coste real que tienes que pagar por tu consumo eléctrico, realizado en el período de facturación, medido en kilovatios por hora. Este es el factor en el que más podemos ahorrar en nuestra factura. Es importante que aprendamos a modificar nuestros hábitos para reducir nuestro consumo de electricidad, además de comparar los precios del kWh que las comercializadoras ofrecen para cada una sus tarifas eléctricas. Todo se reduce a contratar el precio en €/kWh que más se ajuste a tu consumo.

Para ahorrar en el consumo debemos fijarnos además de en cuánto consumimos,  cuándo realizamos ese consumo. Así, resulta más fácil elegir una tarifa.

  • Tarifa normal: un único precio en €/kWh para las 24 horas del día. Es recomendable si el gasto se hace de forma regular durante todo el día.
  • Tarifa con discriminación horaria: un precio más caro para algunas horas (las punta) y más barato para otras (las valle). Pensada para los que pueden organizar su consumo.

Impuesto eléctrico

El impuesto eléctrico viene fijado por el Gobierno. Supone el 5,11% del consumo total. Se aplica a la suma del importe del término fijo y del término de consumo, incluyendo descuentos en caso de haberlos. 

Alquiler del contador

Normalmente, los contadores de luz son propiedad de la empresa distribuidora. El alquiler de estos aparatos tiene un coste en la factura que está regulado por el Gobierno, aunque varía en función de la tarifa contratada. Recuerda que aunque los contadores eléctricos sean de la empresa distribuidora, el consumidor final paga el alquiler a la comercializadora.

IVA

El IVA en el caso de la electricidad es del 21%, y se aplica al importe que resulta de sumar el consumo, la potencia contratada, el impuesto de electricidad, el alquiler de equipos, etc. Es decir, se aplica a la suma del total de la factura

Cuidado con los servicios adicionales

Si no eres de Gana Energía puedes tener otros costes. Nosotros no ofrecemos servicios de mantenimiento, seguros de pago, servicios de urgencia, etc. Son servicios que probablemente no vayas a utilizar nunca y que las grandes compañías utilizan para encarecer la factura de luz. Si en tu recibo aparece algún cobro añadido, es porque tienes contratado alguno de estos servicios extra. Comprueba bien las condiciones de tu contrato de luz para entender lo que estás pagando exactamente.

¿Entiendes mejor tu factura de luz? Si aún tienes dudas contacta con nosotros a través de nuestro teléfono gratuito 900 53 56 89 o déjanos tus datos y te llamaremos lo antes posible. 😉