Termo eléctrico o calentador a gas: cuál elegir

En entregas anteriores de gas vs luz, enfrentamos la cocina con gas y la eléctrica para dar con la opción más económica. Para este artículo, te traemos una nueva comparativa: termo eléctrico o calentador a gas. En Gana Energía, te ayudamos a elegir la opción más eficiente y que te suponga un mayor ahorro.

Encender el grifo y que salga agua caliente es todo un gusto, especialmente cuando se acerca el frío. Pero cuando hablamos de ahorro energético, lo mejor es pararse a pensar qué tipo de calentador es mejor. ¿Qué es más barato termo eléctrico o calentador a gas? ¿Qué ventajas tiene el calentador a gas respecto al eléctrico? ¿Cuál consume más?

En Gana Energía, te ofrecemos tarifas de luz 100% verde y de gas para que puedas ahorrar en tus suministros. Como asesores energéticos, hoy comparamos el consumo de la luz y el gas para calentar agua. Para ello, hemos preparado una guía para elegir entre el calentador con gas o el termo eléctrico.

Qué es mejor un termo eléctrico o calentador a gas

Debes tener en cuenta es que el consumo de luz de un electrodoméstico, sea cual sea, depende directamente del uso que vayas a darle y de tus hábitos de consumo. No es igual el consumo de un termo eléctrico o calentador a gas en una casa en la que vive una familia con hijos que una en la que vive una sola persona.

El primero en pasar por el escáner de Gana Energía es el calentador a gas. Su funcionamiento es sencillo. Cuando abres el grifo, el agua pasa por unas tuberías que calientan el agua a demanda utilizando una llama.

La principal ventaja del calentador a gas es que puedes calentar agua de manera ilimitada (siempre que quede gas). Su principal inconveniente es que el agua tarda un poco en salir caliente desde que abres el grifo. Nuestro consejo es que aproveches esta agua fría para regar las plantas utilizando un cubo. ¡Aquí no se desperdicia nada!

Cómo ahorrar gas natural en casa

Por otro lado, una instalación de gas necesita una presión mínima para que empiece a funcionar. Además, requiere revisiones periódicas.

Los calentadores eléctricos consisten en un depósito de entre 10 y 300 litros que calienta el agua automáticamente con una resistencia. De esa manera, el agua sale caliente en cuanto abres el grifo.

Su principal inconveniente es que si se acaba el depósito, tendrás que esperar para volver a tener agua caliente. A medida que consumes agua, el depósito del termo eléctrico va llenándose con agua fría y necesitará un poco de tiempo (y de energía) para volver a calentarla.

Cómo elegir compañía de luz y gas

Entonces, ¿qué es mejor el termo eléctrico o calentador a gas? El termo eléctrico suele ser mejor para personas que viven solas y gastan el agua para una sola ducha. También es una buena opción para segundas residencias.

El calentador a gas es mejor para familias que tienen un consumo mayor y este suele ser simultáneo. Por ejemplo, cuando varias personas se duchan una detrás de otra o al mismo tiempo que se friega en la cocina.

Termo eléctrico o calentador a gas
Comparativa gasto termo eléctrico vs gas

El agua caliente representa alrededor del 25% del consumo de energía de una casa. Por eso, es importante saber elegir entre termo eléctrico o calentador a gas para pagar menos luz y gas.

Ahora que ya conoces las ventajas y desventajas del calentador de gas y el termo eléctrico, es el momento de analizar el consumo de cada uno. Así podremos dar con la opción más barata para calentar agua en casa.

El termo eléctrico consume directamente de la red eléctrica. Como cualquier aparato eléctrico, su consumo se mide en kilovatios y dependerá de la capacidad del depósito. No olvides tener en cuenta su consumo cuando calcules qué potencia eléctrica contratar.

En términos generales, el calentador a gas consume menos energía que el termo eléctrico. La razón es que el calentador eléctrico consume energía de manera contínua para mantener el agua caliente aunque no la utilices. En cambio, el calentador a gas solo se activará cuando enciendas el grifo.

Ahora bien, existen ya algunos termos eléctricos programables que te permiten decidir la hora de encendido y apagado. Esta herramienta es especialmente útil para los tramos tarifarios que fijan el precio de la luz por horas.

Cómo ahorrar con las nuevas tarifas de luz

Nueva llamada a la acción
Además, cuando hace mucho frío, el consumo de gas aumenta porque es más difícil calentar las tuberías por las que pasa el agua y requiere un esfuerzo extra del calentador.

En términos monetarios, el gasto del consumo del termo eléctrico o calentador a gas dependerá también de la tarifa que tengas contratada. También influyen los hábitos de consumo y si pones en práctica trucos para ahorrar energía en casa.

Cómo elegir calentador de agua para casa

¿No tienes claro si comprar un termo eléctrico o calentador a gas? Recapitulemos. El calentador de gas es perfecto para consumos mayores (familias con hijos) en zonas cálidas. En cambio, para pequeños consumos en zonas más frías, la mejor opción es un calentador eléctrico.

Imagina una mañana de lunes en una casa con varias personas. Puede que varias personas se duchen por la mañana. Si tienen un termo eléctrico, puede que el primero y el segundo disfruten del agua caliente. Pero el tercero puede no correr la misma suerte si se ha acabado el depósito del termo eléctrico.

Descubre el gasto promedio de gas natural de una casa

Para elegir la capacidad del termo eléctrico, ten en cuenta que en una ducha gastas alrededor de 30 litros de agua. Ten en cuenta cuántas personas se van a duchar en un corto período de tiempo.

¿Ya has elegido equipo? En esta comparativa del termo eléctrico o calentador a gas hay dos bandos muy igualados. Recuerda que con Gana Energía siempre tendrás la energía más barata y puedes contratar la luz y el gas con el mejor precio y asesoramiento para ayudarte a ahorrar.

Descubre cuánto podrías ahorrar al cambiarte con nuestro simulador de la factura de la luz o llámanos gratis al 900 535 689.