Diferencia entre potencia y energía: Sal de dudas

Aunque no lo creas, entender la factura de la luz es más fácil de lo que piensas. Pero si tenemos que elegir, hay dos términis fundamental que deberías conocer: la diferencia entre potencia y energía. En Gana Energía, te sacamos de dudas y te decimos cómo puedes ahorrar hasta un 30% si ajustas bien tu factura.

Según la OCU, tan solo el 11% de los consumidores entienden por completo sus facturas de la luz. Muchas personas confunden la potencia eléctrica y la energía consumida porque no saben qué son. Por no hablar de cuando empiezan a leer kilovatios, kilovatios hora, watts… ¿Qué es todo esto?

No te preocupes, en Gana Energía vamos a explicarte cuál es la diferencia entre potencia y energía. Como asesores energéticos queremos que con este post sepas qué estás pagando por cada parte y resuelvas todas tus dudas. Además, te contamos cómo pagar menos por cada una de ellas ¡Empezamos!

Qué es la potencia eléctrica

Si has echado un vistazo con más detalle a una de tus facturas, habrás visto que en realidad estás pagando por más conceptos que el consumo realizado. El total a pagar en realidad está compuesto por impuestos, peajes e incluso el alquiler del contador. ¡Hay más que ver en tu recibo de lo que piensas!

Uno de estos términos, y quizás el más difícil de identificar si no sabes su significado, es la potencia eléctrica. La potencia eléctrica hace referencia a la capacidad de la instalación eléctrica de consumir una cantidad de kilovatios al mismo tiempo.

Es decir, la potencia contratada es lo que te permite utilizar varios electrodomésticos simultáneamente sin que salte el Interruptor de Control de Potencia o ICP y te quedes a oscuras. Algo bastante molesto, ya que te tocará ir al cuadro eléctrico y levantar los interruptores adecuados.

Qué hacer cuando se va la luz

Imagina que tienes una potencia contratada de 3,3 kW y te pones a cocinar algo en el horno (2kW), con la iluminación de dos bombillas (0,024 kWH entre las dos) y tienes la lavadora en marcha (1,5 kW). Es decir, estarías consumiendo 4,02 kW de potencia. ¡Van a saltar los plomos!

Por qué salta el diferencial

Pero también puede ocurrir que tengas más potencia contratada de la que necesitas. En ese caso, estarás pagando por una capacidad que no necesitas. Aquí es donde puedes recortar para ahorrarte unos euros al bajar la potencia.

Ten cuenta que la potencia es un término fijo de la factura que pagas independientemente de tu consumo. Por eso, es importante saber qué potencia eléctrica contratar. Si es demasiado alta, estarás pagando de más. Si es muy baja, tendrás cortes de luz continuamente.

En Gana Energía, al contratar cualquiera de nuestras tarifas de luz, te asesoramos para que elijas la potencia eléctrica adecuada. Nuestra idea es ayudarte a sacarle el máximo partido a tu factura para ahorrar.

Diferencia entre potencia y energía

¿Cómo saber qué potencia tengo contratada?

Si entender la diferencia entre potencia y energía todavía te resulta difícil, probablemente tampoco sepas dónde puedes ver qué potencia tienes contratada. En realidad, es muy sencillo ya que puedes consultar la potencia contratada en cualquier de tus facturas.

Si eres cliente de Gana Energía puedes consultar tu potencia desde el Área Cliente. Además, podrás cambiarla fácilmente desde la web y la app.

Si crees que necesitas más potencia, debes tener en cuenta la potencia máxima que puede soportar la instalación. Puedes encontrar esta información en el Boletín Eléctrico de tu casa o negocio.

Estas son las ventajas de tener un asesor energético

Qué es la energía consumida

Otro punto importante en tu factura es la energía consumida. Lo que pagues por este término dependerá del precio del kWh de tu tarifa y la cantidad de kilovatios que consumas a lo largo del mes. Por eso, también se le llama término variable.

Pongamos que en una casa vacía solo hay una bombilla que enciendes 1 hora al mes. Entonces, solo pagarías por la energía consumida el gasto que haya generado durante ese tiempo. Pero en tu casa tienes varios electrodomésticos que usas a diario. Cada vez que usas alguno de ellos, la energía consumida aumenta.

¿Por qué está subiendo el precio de la electricidad?

En función de la tarifa que tengas contratada, el precio del kWh puede variar. Por ejemplo, si tienes discriminación horaria debes tener en cuenta que le precio de la luz varía en función del momento del día en el que te encuentres.

¿Y cómo puedes ahorrar en el término variable de tu factura? En primer lugar, eligiendo una tarifa que tenga un coste por kWh bajo y que se adapte a tus hábitos y horarios. En Gana Energía hemos calculado que las tarifas a precio de coste son las que permiten un mayor ahorro a lo largo del año.

La segunda fórmula es hacer un uso eficiente y responsable de la electricidad. Por ejemplo, usando la calefacción con cabeza, usando aparatos eficientes o sacando ventaja a la domótica. Eso sin olvidar el consumo fantasma

Te contamos 17 trucos para ahorrar electricidad

¿Cuál es la diferencia entre potencia contratada y energía consumida?

Entonces, ¿qué diferencia hay entre potencia y energía consumida? Estas son las principales diferencias con las que puedes identificarlas fácilmente:

  • La energía consumida se mide en kilovatios hora (kWH)
  • La potencia se mide en kilovatios (kW).
  • Lo que pagas por el término de energía depende directamente del consumo que hagas.
  • La potencia es un coste fijo que pagas aunque no consumas.

¿Te gustaría saber si puedes ahorrar en tus facturas ajustando alguno de estos términos? En Gana Energía, ejercemos de asesores energéticos para ayudarte a optimizar tu factura. Llámanos gratis al 900 535 689 y descubre cómo puedes ahorrar.